La receta del día… «Bacalao rebozado con pisto»

    INGREDIENTES (para 4 personas):
    4 trozos de lomo de bacalao fresco o desalado
    1 berenjena
    2 pimientos v erdes
    1 pimiento rojo
    2 calabacines
    2 tomates
    6 cucharadas de tomate frito
    4 cucharadas de ajonesa casera
    1 cebolla
    Harina
    4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    200 ml. de aceite de oliva suave para freír
    PImienta
     
    ELABORACIÓN:
    Limpiar la berenjena, el calabacín y los pimientos, pelar la cebolla y cortar todos en dados del mismo tamaño.
    Calentar 4 cucharadas de aceite en una cazuela, sofreír primero la cebolla 5-8 minutos, a fuego medio.
    Incorporar los pimientos y rehogar hasta que empiecen a estar tiernos.
    Agregar la berenjena y el calabacín y rehogar 15 minutos más, removiendo de vez en cuando.
    Picar los tomates y añadir a la cazuela junto con 4 cucharadas de tomate frito. Salpimentar y proseguir la cocción 20 minutos.
    Enharinar los lomos de bacalao y freír en una sartén con bastante aceite.
    Trasladar el bacalao a la cazuela con el pisto, añadir un chorro de agua y cocer 5 minutos más.
    Servir caliente.
     
    VALORACIÓN NUTRICIONAL:
    El bacalao es un pescado muy sabroso, bajo en calorías y de muy fácil digestión. Aporta ácidos grasos omega 3 en cantidades considerables. Es rico en proteínas, una proteína de alto valor biológico. Y así mismo, es una buena fuente de minerales y vitaminas. Respecto a los primeros, los contenidos más elevados son los de selenio y fósforo, seguidos de los de potasio y magnesio. Entre las vitaminas, cabe resaltar los aportes de vitamina B6 y B12.
    El ácido graso mayoritario en la grasa del jamón es el oleico (el mismo que el del aceite de oliva), con reconocidos efectos cardiosaludables. El jamón no tiene apenas hidratos. Destaca también su contenido en hierro, en zinc, potasio, calcio y en fósforo. Por otro lado, su contenido en sal ha de ser tenido en cuenta por las personas con problemas de hipertensión. El jamón serrano aporta cantidades notables de vitaminas, con especial importancia de las vitaminas del grupo B, especialmente en tiamina (B1), en riboflavina (B2), en piridoxina (B6) y en niacina.
    Las verduras y las hortalizas son alimentos saludables que deben estar presentes en nuestra alimentación diariamente. Son bajas en calorías y altas en fibra además de poseer una amplia variedad de vitaminas y minerales.
    Contienen hierro, fósforo, zinc, potasio, calcio y magnesio, micronutrientes imprescindibles para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.
    Con respecto a las vitaminas destaca su contenido en vitaminas C, A y B (folatos especialmente). Las dos primeras les confieren propiedades antioxidantes, capaces de neutralizar los efectos de los radicales libres.
    Su contenido en fibra ayuda al tránsito intestinal y es especialmente recomendable para personas con hipercolesterolemia y diabetes.
    (Receta y foto vía Clara)
     
    UNIDAD DE NUTRICIÓN, ALIMENTACIÓN Y METABOLISMO
    Dr. Jesús Bernardo García
    Tlf. Consulta: 664 21 45 45 – 984 18 03 03