La receta de los más pequeños… “El gorila llega a la ciudad”

    INGREDIENTES (para 4 niños):
    200 gr. de arroz integral
    4 láminas de alga nori
    2 manojos de espárragos trigueros
    4 puñaditos de guisantes
    1 pimiento rojo
    4 huevos

    ELABORACIÓN:
    Cocer el arroz integral, recordando que requiere un poco más de tiempo de cocción y moldear 50 gramos para cada plato, que darán forma al gorila. Preparar el alga nori según las instrucciones que indique el fabricante y cubrir cada gorila con ella, dejando libres sus patas, manos, barriga y cara. Dibujaremos en la cara, utilizando también el alga nori, la boca y los ojos del gorila.
    Hacer los cuatro huevos a la francesa. Utilizaremos uno para cada plato, que trocearemos en cinco porciones con forma rectangular. Darán forma a los edificios sobre los que está sentado el gorila.
    Pasar por la plancha los espárragos trigueros y añadirlos al margen izquierdo del plato, dando forma a otro de los edificios.
    Trocear el pimiento rojo en dados, que pasaremos por la plancha junto con los guisantes, para utilizarlos a modo de decoración sobre los edificios. Darán forma a las ventanas de los mismos.

    ¿POR QUÉ DEBEN COMER ESTO TUS HIJOS?
    El arroz es rico en almidón, por lo que aporta energía. Tiene un pequeño aporte de proteínas y contiene cantidades notables de tiamina o vitamina B1, riboflavina o vitamina B2 y niacina o vitamina B3, así como fósforo y potasio.
    Los espárragos trigueros son un alimento con bajo contenido energético y alto contenido en agua. Contiene inulina que es un carbohidrato de almacenamiento presente en muchos vegetales y oligofructosa, compuesto derivado de la inulina. En cuanto a las vitaminas, es fuente de vitaminas C y E. Además, los espárragos trigueros son más ricos en minerales que los blancos. En su composición presentan b-carotenos (provitamina A) y luteína (carotenoide sin actividad provitamínica A), compuestos con actividad antioxidante. Otro tipo de sustancias interesantes presentes en los espárragos son los flavonoides.
    El huevo es un alimento de elevado valor nutritivo, y con un aporte de energía no muy elevado. La proteína es de máxima calidad, por su elevado poder biológico. La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) la toma como término de referencia, al presentar proporciones equilibradas de todos los aminoácidos esenciales. Respecto a las grasas, el huevo incluye un alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados. De entre las vitaminas destacan las vitaminas D y A, y las del grupo B (B12, B2 o riboflavina, B3 o niacina y folatos). Entre los minerales, el fósforo, el yodo, y el selenio.
    (Receta y foto vía Pinterest)

     

    UNIDAD DE NUTRICIÓN, ALIMENTACIÓN Y METABOLISMO
    Dr. Jesús Bernardo García
    Tlf. Consulta: 664 21 45 45 – 984 18 03 03