La receta del día… «Hamburguesas de pollo y jamón»

    INGREDIENTES (para 4 personas):
    350 gr. de pechugas de pollo picadas
    150 gr. de jamón cocido
    6 champiñones
    6 rebanadas de pan
    1 cebolla
    ½ lechuga
    2 yemas de huevo
    1 limón
    Aceite de oliva virgen extra
    1 huevo
    Leche
    Harina
    Pan rallado
    Perejil
    Pimienta
     
    ELABORACIÓN:
    Picar el jamón. Retirar la parte terrosa de los champiñones. Lavar rápidamente, sin dejar en remojo, picar y rociar con el zumo de limón. Pelar y picar la cebolla.
    Lavar y picar el perejil. Retirar la corteza del pan, trocear la miga y disponer en un cuenco. Regar con 2 cucharadas de leche. Mezclar la pechuga de pollo, el jamón, la cebolla, los champiñones y la miga de pan escurrida. Añadir las yemas batidas y el perejil. Salpimentar y amasar hasta obtener una mezcla homogénea.
    Ir cogiendo porciones, formar bolas y aplastar para dar forma de hamburguesa. Enharinar ligeramente, y pasar por el huevo batido y el pan rallado.
    Freír por tandas en una sartén con abundante aceite bien caliente hasta que se doren por ambos lados. Retirar y dejar escurrir en papel de cocina. Limpiar, lavar y trocear la lechuga. Aliñar con sal y aceite, y servir con las hamburguesas calientes.
     
    VALORACIÓN NUTRICIONAL:
    La carne de pollo aporta proteínas de alto valor biológico, dado su contenido en aminoácidos esenciales. Se puede considerar una carne magra, sobre todo cuando se consume sin piel donde reside una parte importante de la grasa. La grasa es mayoritariamente grasa monoinsaturada constituida principalmente por ácido oleico, seguida de la grasa saturada, representada sobre todo por el ácido palmítico. También encontramos una cantidad de ácidos grasos poliinsaturados, principalmente en forma de ácido linoleico, variable dependiendo de la alimentación del ave.
    Con respecto a los micronutrientes el pollo es fuente de minerales, entre ellos hierro y zinc de alta biodisponibilidad. El contenido en fósforo y potasio es importante lo que hay que tener en cuenta en determinadas patologías. Se encuentran también pequeñas cantidades de calcio, magnesio y selenio. Las principales vitaminas presentes son del grupo B, destacando la tiamina, riboflavina y de manera destacada la niacina.
    Los champiñones contienen mucha agua pero su contenido en proteínas, lípidos e hidratos de carbono es muy bajo, lo que las identifica como un alimento con bajo contenido energético. Son fuente de vitamina A, riboflavina y niacina. Respecto a los minerales, el potasio, el fósforo y el selenio son los mayoritarios.
    (Receta y foto vía Lecturas)
     
     
    UNIDAD DE NUTRICIÓN, ALIMENTACIÓN Y METABOLISMO
    Dr. Jesús Bernardo García
    Tlf. Consulta: 664 21 45 45 – 984 18 03 03.