La receta del día… «Solomillo con calabaza y queso»

    INGREDIENTES (para 4 personas):
    800 gr. de solomillo de cerdo
    Aceite de oliva virgen extra
    1 cucharada de miel
    3 cucharadas de caldo de carne
    Pimienta
    1 cucharada de maicena
    300 gr. de calabaza
    1 cucharada de azúcar moreno
    Queso manchego rallado
     
    ELABORACIÓN:
    Precalentar el horno a 180º C. Salpimentar el solomillo, regar con un hilo de aceite y poner en una fuente refractaria. Pelar la calabaza, retirar las semillas y partir en dados. Espolvorear con sal y azúcar, rociar con aceite, envolver en papel de horno y poner en otra fuente.
    Asar la carne y la verdura en el horno durante 25 minutos. Dar la vuelta a la carne de vez en cuando y regar con su jugo y con el caldo. Retirar la carne y recuperar la salsa.
    Desenvolver la calabaza y espolvorear con queso. Gratinar hasta que este se funda. Cocer el jugo del asado con la miel y la maizena, hasta que se reduzca un poco. Trocear la carne y servir con la salsa y la calabaza.
     
    VALORACIÓN NUTRICIONAL:
    La carne de cerdo tiene un contenido en macronutrientes diferente en función de la edad de sacrificio, el tipo de alimentación y la pieza de consumo. Las proteínas se consideran de alto valor biológico, pues contienen aminoácidos esenciales en cantidades equivalentes a las necesidades del hombre. Respecto a la grasa, la proporción de grasa monoinsaturada, representada por el ácido oleico es mayor que la de la grasa saturada. Incluso contiene más cantidad de grasa insaturada que la carne de ternera. En el cerdo de raza ibérica la proporción de grasa monoinsaturada es mayor todavía, debido principalmente a la alimentación del animal. La carne de cerdo se puede considerar una buena fuente de minerales, entre los que destacan el hierro hemo y el zinc. En cuanto a su contenido de vitaminas, es una de las carnes con mayor cantidad de tiamina y constituye también una buena fuente del resto de vitaminas del grupo B, con excepción del ácido fólico.
    El componente principal de la calabaza es el agua, lo que, unido a su bajo contenido en hidratos de carbono y a su casi inapreciable cantidad de grasa, hace que sea un alimento con un escaso aporte calórico.
    Es buena fuente de fibra que ofrece valor de saciedad y mejora el tránsito intestinal por la alta presencia de mucílagos. Éstos son un tipo de fibra soluble que tiene la capacidad de suavizar las mucosas del tracto gastrointestinal.
    En relación con las vitaminas, la calabaza es rica en beta-caroteno o provitamina A y vitamina C. Presenta cantidades apreciables de vitamina E, folatos y otras vitaminas del grupo B tales como la B1, B2, B3 y B6. . En cuanto a su riqueza mineral, la calabaza es un alimento rico en potasio. También contiene otros minerales como fósforo y magnesio, pero en menores cantidades.
    (Receta y foto vía Lecturas)
     
     
    UNIDAD DE NUTRICIÓN, ALIMENTACIÓN Y METABOLISMO
    Dr. Jesús Bernardo García
    Tlf. Consulta: 664 21 45 45 – 984 18 03 03