La receta del día… «Bacalao con confitura de tomate y vainilla»

    INGREDIENTES (para 4 personas):
    4 lomos de bacalao desalado
    600 gr. de tomate a dados
    2 dientes de ajo picados
    2 vainas de vainilla
    3 patatas grandes
    Aceite de oliva virgen extra
    Azúcar
     
    ELABORACIÓN:
    Pelar las patatas, lavar y cortar en rodajas gruesas. En un cazo poner las rodajas de patata y el bacalao y cubrir todo con aceite.
    Calentar, de manera que el aceite no hierva, durante 25 minutos. Abrir con un corte horizontal las vainas de vainilla y rascar con un cuchillo para sacar los puntos negros y reservar todo.
    En un cazo con un poco de aceite bien caliente, dorar el ajo. Añadir el tomate, una pizca de sal, un poco de azúcar y la vainilla (tanto la vaina como los puntos negros).
    Dejar confitar a fuego muy bajo durante 30 minutos. Retirar del fuego y retirar las vainas de vainilla
    Reservar. Sacar el bacalao y la patata del aceite y dejar encima de un papel absorbente. Inmediatamente, montar el plato con la patata de base, el bacalao encima y acompañar con la confitura de tomate.
     
    VALORACIÓN NUTRICIONAL:
    El bacalao es un pescado muy sabroso, bajo en calorías y de muy fácil digestión. Aporta ácidos grasos omega 3 en cantidades considerables. Es rico en proteínas, una proteína de alto valor biológico. Y así mismo, es una buena fuente de minerales y vitaminas. Respecto a los primeros, los contenidos más elevados son los de selenio y fósforo, seguidos de los de potasio y magnesio. Entre las vitaminas, cabe resaltar los aportes de vitamina B6 y B12.
    El tomate está compuesto principalmente por agua y su macronutriente mayoritario son los hidratos de carbono. Entre las vitaminas cabe destacar el contenido en vitamina A, básicamente en forma de carotenoides provitamina A y vitamina C. Entre los carotenoides no provitamina A están los licopenos cuya cantidad depende de la variedad cultivada (mucho mayor en los de «tipo pera»), del grado de madurez (mayor en los maduros) y del modo de cultivo y forma de maduración (superior en los cultivados al aire libre y madurados en la planta). El tomate triturado o cocinado y su combinación con aceite, mejora la absorción del licopeno en nuestro organismo.
    (Receta y foto vía Telva)
     
     
    UNIDAD DE NUTRICIÓN, ALIMENTACIÓN Y METABOLISMO
    Dr. Jesús Bernardo García
    Tlf. Consulta: 664 21 45 45 – 984 18 03 03