Tratamientos

TratamientosUNAM

La Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo del Doctor Jesús Bernardo con más de 30 años en el mundo de la nutrición y con un equipo de profesionales con amplia experiencia es una garantía de éxito.

El objetivo principal que se busca con cualquier tratamiento confeccionado desde UNAM es mejorar el estado nutricional de nuestros pacientes a través de una alimentación personalizada adaptada tanto a sus necesidades nutricionales, como a su estilo de vida y a sus gustos alimentarios. A través de nuestros tratamientos buscamos educar nutricionalmente para que se produzca un cambio de hábitos alimentarios que perdure en el tiempo.

Sobrepeso y obesidad

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. En el caso de los adultos, la OMS considera que existe sobrepeso cuando el IMC (Índice de Masa Corporal) es igual o superior a 25 y obesidad cuando es igual o superior a 30.

El índice de masa corporal es un indicador que relaciona el peso y la altura de un individuo para identificar si existe sobrepeso u obesidad. Se calcula dividiendo el peso en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2).

Según estimaciones de la OMS en el año 2016, más de 1900 millones de adultos tenían sobrepeso, de los cuales, más de 650 millones eran obesos: un 13% de la población adulta mundial.

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

En la Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo del Dr. Jesús Bernardo realizamos dietas personalizadas con el objetivo de alcanzar un composición corporal saludable que contribuya a mejorar la salud y la calidad de vida de nuestros pacientes.

Nuestros planes nutricionales persiguen alcanzar un peso saludable a partir de una disminución preferentemente de la masa grasa con el objetivo de disminuir la morbimortalidad y los riesgos asociados a la obesidad y el sobrepeso. Además, buscamos implementar un estilo de alimentación saludable que perdure en el tiempo y del que no se sientan esclavos.

Diabetes

La Organización Mundial de la Salud define la diabetes como una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre).

La diabetes de tipo I (anteriormente denominada diabetes insulinodependiente o juvenil) se caracteriza por la ausencia de síntesis de insulina.

La diabetes de tipo II (llamada anteriormente diabetes no insulinodependiente o del adulto) tiene su origen en la incapacidad del cuerpo para utilizar eficazmente la insulina, lo que a menudo es consecuencia del exceso de peso o la inactividad física.

La diabetes gestacional corresponde a una hiperglicemia que se detecta por primera vez durante el embarazo.

La diabetes hace que los niveles de glucosa (azúcar) en sangre se eleven, situación conocida como hiperglucemia, con el tiempo, este exceso puede desentrañar problemas serios. Entre las posibles complicaciones se incluyen: ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal, amputación de miembros, pérdida de visión y daños neurológicos.

Durante el embarazo, si la diabetes gestacional no se controla de forma adecuada, aumenta el riesgo de muerte fetal y pueden producirse otras complicaciones: anormalidad en la función cardiaca, hipoglucemia neonatal,hipocalcemia e hipomagnesemia, alteraciones hematológicas, déficit de hierro o disfunción neurológica en el bebé. Además, las mujeres con diabetes gestacional tienen más riesgo de presentar diabetes tipo II en el futuro.

El número de personas con diabetes ha aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014. En UNAM tratamos la diabetes tipo I, tipo II y gestacional a través de dietas específicas cuyo objetivo es la adquisición de hábitos alimentarios saludables y la mejora de los índices de glucemia de nuestros pacientes.

Insuficiencia Renal

La insuficiencia renal es una enfermedad que se caracteriza por la pérdida de la funcionalidad del riñón. Esto produce una acumulación de sustancias como la urea y la creatinina en cantidades elevadas.

Además se producen otra serie de complicaciones como la incapacidad de formar orina, el aumento de la presión arterial, anemia y afecciones en los huesos.

Según el estudio EPIRCE (Epidemiología de la Insuficiencia Renal Crónica en España) promovido por la Sociedad Española de Nefrología (SEN) aproximadamente el 10% de la población adulta sufre algún grado de enfermedad renal crónica, mientras que el 6,8% se encuentra en los estadios de mayor gravedad de la patología.

Nuestras dietas para personas con insuficiencia renal buscan mantener un buen estado nutritivo, disminuir el daño renal y mejorar la funcionalidad del riñón de nuestros pacientes.

Hiperuricemia y gota

La hiperuricemia se define como un exceso de ácido úrico en sangre. Se consideran niveles altos por encima de 6 mg/dL en mujeres y de 7 mg/dL en hombres.

La gota es una enfermedad producida por la acumulación de cristales de urato (sal derivada del ácido úrico) en diferentes partes del cuerpo, sobre todo en articulaciones. Es un tipo de artritis que es consecuencia directa de la hiperuricemia.

Los niveles altos de ácido úrico en sangre pueden producirse por el aumento de su producción por el organismo (sobreproducción endógena) o por una reducción de la excreción renal. Esta última es la causa más común.

La falta de ejercicio, los malos hábitos dietéticos, el crecimiento de la obesidad y el sedentarismo así como un consumo excesivo de alcohol están también implicados.

La prevalencia de la hiperuricemia y gota varía en función del país. En España se estima que un 7% de los varones adultos son hiperuricémicos y que alrededor de un 4% desarrollará gota. Este porcentaje se eleva a un 30,5% si las cifras de uricemia son iguales o superiores a 10 mg/dl.

En la Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo del Dr. Jesús Bernardo realizamos tratamientos específicos para pacientes con el ácido úrico elevado en sangre y pacientes con gota con el objetivo de conseguir unas cifras de uricemia situadas por debajo de 7 mg/dl en el caso de los hombres y 6 mg/dl en el de las mujeres y evitar que aparezcan los ataques de gota.

Hipercolesterolemia

La hipercolesterolemia es la presencia de niveles elevados de colesterol en sangre. El aumento de estos niveles, es uno de los principales factores del desarrollo de las enfermedades cardiovasculares (ECV) que son son la primera causa de mortalidad en los países desarrollados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en el año 2030 hasta 23,6 millones de personas – un 36% más en comparación con los datos obtenidos en el año 2008- morirán como consecuencia de ECV.

Nuestras dietas para hipercolesterolemia están diseñadas para reducir los niveles séricos de colesterol de nuestros pacientes a través de la adquisición de hábitos alimentarios saludables que perduren en el tiempo y eviten la aparición de dichas enfermedades.

Trastornos de la conducta alimentaria

Los trastornos de la conducta alimentaria son un conjunto de enfermedades psiquiátricas crónicas que se caracterizan por tener una alteración definida del patrón de ingesta o de la conducta sobre el control del peso, lo cual ocasiona un deterioro físico y mental.

Este tipo de trastornos comprenden la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y los trastornos no especificados o atípicos. Actualmente, los trastornos de la conducta alimentaria constituyen un problema de salud pública muy importante, especialmente en grupos poblacionales como los adolescentes y las mujeres. Los datos actuales son muy preocupantes ya que el 65% de los adolescentes afirma no estar satisfecho con su propio cuerpo y se calcula que el 11% de ellos están en un riesgo muy elevado de sufrir un trastorno de la conducta alimentaria.

Debido a la importante prevalencia de trastornos de la conducta alimentaria desde la Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo buscamos colaborar con el equipo multidisciplinar impartiendo educación nutricional y pautas nutricionales que contribuyan a mejorar la relación con los alimentos tanto de aquellos pacientes que estén en alto riesgo de padecer un trastorno de la conducta alimentaria como en aquellos que ya lo tengan instaurado. Nuestro objetivo es que esta relación se normalice y que estos pacientes alcancen y mantengan una composición corporal y un peso óptimos.

Hepatopatías

Las hepatopatías son un conjunto de enfermedades que impiden que el hígado funcione correctamente.

Los síntomas de estas enfermedades pueden variar pero a menudo cursan con dolor e hinchazón de piernas y abdomen, cambios en el color de las heces y la orina y piel y ojos amarillentos o ictericia.En este grupo encontramos enfermedades como la hepatitis, la cirrosis, la esteatosis hepática o hígado graso.

El daño hepático crónico puede conducir a una situación de encefalopatía hepática en la que el hígado ya no es capaz de eliminar las toxinas de la sangre y se produce una pérdida de la función cerebral.

Las causas principales de la enfermedad hepática crónica son el consumo de alcohol y los virus. Sin embargo, la obesidad ha llevado en los últimos años a un aumento en la incidencia de la enfermedad del hígado graso no alcohólico.

El estado del hígado influye directamente en el estado nutricional ya que quienes padecen patologías asociadas a este órgano tienen disminuida la capacidad de utilización y almacenamiento de carbohidratos, además de un aumento en el catabolismo de proteínas y grasas lo que provoca unos altos índices de desnutrición. Esto se traduce normalmente en una progresiva pérdida de masa magra y tejido adiposo.

Una dieta correctamente diseñada es, por tanto, no sólo fundamental en el tratamiento de estas enfermedades si no también una herramienta de prevención muy valiosa.

En la Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo del Dr. Jesús Bernardo somos conscientes de ello por lo que diseñamos dietas que previenen y atajan la desnutrición en las hepatopatías.

Nutrición oncológica

El cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolado de células que puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo e invadir tejidos circundantes.

Es una de las principales causas de morbilidad del mundo con aproximadamente 14 millones de casos nuevos a nivel mundial en el año 2012 según datos de la Organización Mundial de la Salud. Según las estimaciones,este número es previsible que aumente en un 70% en las próximas décadas, alcanzando la cifra de 24 millones de casos en el año 2035. Los tumores más diagnosticados son los de colorrectal, próstata, pulmón, mama, vejiga y estómago.

El tabaco, el consumo de alcohol,la exposición a radiaciones, la contaminación, los patrones dietéticos no saludables y la obesidad son algunos de los factores de riesgo para padecer estas enfermedades. De hecho,existe una relación directa entre el sobrepeso y la obesidad y muchos tipos de cáncer como son los de esófago, colon, mama, endometrio o riñón. Además, una dieta rica en frutas y hortalizas tiene un efecto protector.

Los tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia o la radioterapia atacan a las células cancerosas pero también dañan algunas células saludables. Esto provoca una serie de efectos secundarios que pueden producir alteraciones nutricionales en el paciente: anorexia o pérdida de apetito, dolor en la boca o la garganta, sequedad bucal, problemas dentales y de las encías, cambios en el gusto y el olfato, náuseas, vómitos, diarrea, estreñimiento, fatiga…

De hecho, el síndrome conocido como caquexia tumoral que cursa con anorexia, pérdida de peso, náuseas, anemia e inmunosupresión se presenta hasta en un 70% de los pacientes con cáncer.

Por todo esto la nutrición en el cáncer es determinante: como prevención pero también para ayudar a combatir los efectos secundarios de su tratamiento. En la Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo del Dr. Jesús Bernardo buscamos  acompañar a los pacientes que atraviesan esta enfermedad y guiarlos con una nutrición adecuada a sus necesidades con el objetivo de que mantengan un estado nutricional adecuado y se sientan más fuertes.

Enfermedades Inflamatorias Intestinales

El término enfermedad inflamatorio intestinal (EII) es un término genérico que describe los trastornos que suponen una inflamación crónica del tubo digestivo. Entre estas enfermedades se encuentran la Colitis Ulcerosa y la Enfermedad de Chron que son las que tienen una mayor incidencia y prevalencia.

    • La Colitis Ulcerosa es una enfermedad caracterizada por la inflamación de partes del intestino grueso que provocan pequeñas úlceras. Los síntomas aparecen en brotes. Los más comunes son diarreas con deposiciones con sangre, moco y pus; dolor abdominal, sensación continua de defecar (tenesmo) y ocasionalmente náuseas y vómitos.
    • La enfermedad de Crohn se caracteriza por una inflamación crónica de cualquiera de las partes del tubo digestivo desde la boca hasta el ano aunque generalmente las zonas más afectadas con el final del intestino delgado (íleon) y el principio del intestino grueso (ciego). Al igual que la colitis, cursa con brotes durante los cuales los síntomas más comunes son diarrea, dolor abdominal, pérdida de peso, cansancio y fiebre.

Según datos de la Sociedad Española de Patología Digestiva una de cada 450 personas padece una de estas enfermedades y se prevé que la prevalencia aumente en los próximos años.

En las enfermedades inflamatorias intestinales es muy común la desnutrición ya que puede haber una mala absorción de nutrientes y a menudo hay una disminución de ingesta debido a los síntomas asociados. En la Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo del Dr. Jesús Bernardo realizamos dietas para que estos pacientes obtengan una nutrición adecuada y ayudar a remitir los síntomas y consecuencias de estas enfermedades.

Dietas de aumento de peso

Existen muchas personas con delgadez constitucional y también muchas otras cuya delgadez se debe a diversas razones como una alimentación deficiente, pérdida del apetito, trastornos de absorción intestinal de los nutrientes, e incluso situaciones de estrés.

Una dieta rica en calorías logra aumentar de tamaño las pocas células grasas que poseen este tipo de pacientes, consiguiendo así una ganancia de peso. Pero ésto debe hacerse de forma saludable puesto que no se trata simplemente de “comer más y de cualquier manera”.

No es saludable aumentar los requerimientos energéticos diarios libremente y sin ningún tipo de control con alimentos ricos en grasas saturadas y en azúcar, puesto que estos alimentos solo ayudarán a incrementar la grasa y, como consecuencia, el riesgo cardiovascular.

En este tipo de tratamientos la ingesta energética debe ser superior a las necesidades diarias del paciente. En la Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo del Dr. Jesús Bernardo tenemos como propósito la búsqueda de un efecto anabólico: inducir la creación de nuevo tejido y así, conseguir un aumento de peso.

Otras patologías relacionadas con la alimentación

La alimentación y el estado de salud están estrechamente relacionados. Una alimentación equilibrada y adecuada, sirve tanto para prevenir enfermedades como para paliar sus síntomas.

 En la Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo del Dr. Jesús Bernardo somos conscientes de esto y contamos con tratamientos para todas aquellas patologías que tengan relación con la alimentación: enfermedades pero también alergias, intolerancias u otros problemas relacionados con la dieta como puede ser el estreñimiento crónico.

Nutrición deportiva

El rendimiento deportivo se sustenta en tres pilares fundamentales: el entrenamiento, la nutrición y el descanso. La ausencia de alguno de ellos dificulta notablemente conseguir el éxito deportivo, por ello es fundamental no solo entrenar de forma concienzuda sino también alimentarse e hidratarse correctamente y tener un descanso reparador.

En la Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo del Dr. Jesús Bernardo realizamos dietas personalizadas adaptadas a todas las disciplinas deportivas y hacemos un seguimiento de nuestros deportistas adaptando la alimentación a cada momento de la competición. Además, incidimos en la importancia de una correcta hidratación y descanso dándoles las pautas necesarias para que lo lleven a cabo.

Por nuestras consulta han pasado innumerables deportistas que con la base de una alimentación saludable y adaptada a sus necesidades han logrado triunfar en su carrera deportiva: las Selecciones Españolas de hockey patines masculina y femenina, actuales Campeones del Mundo; el patinador Ioseba Fernández, Campeón del Mundo de patinaje de velocidad en 2013; la patinadora Amaia Faber, Campeona de España y de Europa de patinaje de velocidad en 2013; la piragüista Sara Ouzande, Subcampeona del Mundo juvenil en la modalidad K1 en 2013; el patinador Kevin Bordas, Campeón de Europa senior de patinaje artístico en 2014; el skater Dany León, skater del año en los Premios Action 2014 y podio en grandes competiciones de skate como el FISE y el Far N High ; la escaladora Maria Benach, Campeona de España de dificultad sub-16 en el año 2017 y los luchadores Carlos Gilabert, Campeón de España sub – 23 de lucha libre olímpica 2018 en la categoría de 74 kg y Ana Ojea, Campeona de España sub – 23 de lucha libre olímpica 2018 en la categoría de 74 kg.

El Dr. Jesús Bernardo es Especialista en Nutrición Deportiva por la Universidad Paul Sabatier de Toulouse (Francia), miembro de la Comisión de Nutrición del Comité Olímpico Español y actualmente es médico nutricionista de las Selección de Hockey sobre patines masculina y femenina, de la Federación Española de Patinaje y del Real Oviedo Club de Fútbol.

Alimentación en situaciones especiales

Embarazo y lactancia

El embarazo y la lactancia son dos etapas claves para el desarrollo del bebé.Por esto en Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo del Dr. Jesús Bernardo cuidamos especialmente la alimentación en estas dos etapas con dietas especialmente diseñadas para garantizar el bienestar y la salud tanto de la madre como del bebé.

Durante el embarazo se produce un aumento de los requerimientos energéticos y de nutrientes por lo que una alimentación equilibrada y adaptada tanto a las necesidades de la madre como a las del feto se antoja imprescindible. Además se producen una serie de cambios que han de ser tenidos en cuenta: el metabolismo de la madre sufre una adaptación que permite aportar al feto todo lo necesario para su crecimiento, hay un aumento del apetito de la madre y cambios en el olfato y la percepción del sabor de las comidas y se producen síntomas como náuseas y vómitos entre otros.

Así mismo, en la lactancia, es muy importante diseñar un menú que permita a la madre recuperar su peso de manera paulatina garantizando a la par la nutrición óptima del bebé.

La alimentación de la madre y su estado nutritivo influyen de manera directa en la composición de la leche y, como consecuencia, en la nutrición del lactante.

Al igual que ocurre en el embarazo, en la lactancia las necesidades nutricionales de la mujer se ven aumentadas. Por esto es necesario planificar una dieta equilibrada que cubra las necesidades de ambos.

Infancia y adolescencia

La infancia es una etapa muy importante con respecto a la alimentación ya que es el momento en el que el niño va a adquirir los hábitos alimentarios que seguirá a lo largo de su vida.

En esta etapa los niños suelen optar por alimentos deficitarios en nutrientes y perjudiciales para la salud como son la bollería, los dulces, dejando a un lado alimentos saludables como las verduras y las frutas que han de ser grupos de alimentos indispensables en su alimentación.

La adolescencia es el periodo de transición de la infancia a la vida adulta. En esta etapa se producen muchos cambios, desde cambios físicos y hormonales hasta cambios psicosociales.

También se produce un cambio en la composición corporal en función del sexo produciéndose un aumento de la masa magra en los hombres y un aumento de la masa grasa en las mujeres.

La alimentación en la infancia y adolescencia debe favorecer un adecuado crecimiento y desarrollo además de asentar las bases para una correcta alimentación que ayude a prevenir enfermedades futuras.

En la Unidad de Nutrición, Alimentación y Metabolismo del Dr. Jesús Bernardo somos conscientes de la importancia de estas dos etapas y, por tanto, diseñamos planes alimentarios a través de los cuales los niños y adolescentes puedan aprender a comer de forma saludable e interiorizar buenos hábitos alimentarios que se mantengan en la edad adulta.